domingo, 20 de octubre de 2013

Tarta de crema, mermelada de moras y piñones

 
Una tarta muy fácil, muy vistosa y muy rica. No hay más que verla, ¿verdad?
Las tartas con base de pasta brisa son muy versátiles, se pueden rellenar de casi de todo y decorar con todo tipo de cosas ricas, mermeladas, frutas en almíbar, frutos secos....
La crema puede ser una crema pastelera normal o le podemos añadir un poco de chocolate, o café, o infusionar la leche con piel de naranja o limón para que sea más cítrica. Cada cual elige, yo la he hecho así, aunque en principio mi intención era hacer una tarta de manzana normal de infantería, pero como me suele pasar, me puse creativa... y el resultado nada tuvo que ver con la idea inicial.

 


INGREDIENTES:
1 Placa de pasta brisa
un puñado de garbanzos
4 huevos
600 ml de leche
6 cucharadas de azúcar
1 vaso de chupito de Brandy
mermelada de mora
un puñado de piñones

Ponemos la placa de pasta brisa en el molde, pinchamos la base con un tenedor, para evitar que se formen burbujas y rellenamos toda la base con los garbanzos.
Introducimos en el horno a 200º hasta que los bordes estén dorados.
Retiramos los garbanzos.
Mientras la pasta está en el horno, ponemos en el vaso de la Thermomix con la mariposa los 4 huevos, la leche, el azúcar y el chupito de Brandy, 8 minutos a 90º a velocidad 2.
Cuando termine el tiempo lo ponemos otros 2 minutos sin temperatura.
Vertemos la crema en un bol y la tapamos con film transparente. Tienen que estar el contacto para que así no se forme costra en la parte superior al enfriarse.
Una vez frías la pasta y la crema, rellenamos y decoramos con la mermelada y los piñones. Guardar en la nevera hasta el momento de servir.

¡Buen provecho!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada